Cirugía estética, cifras y consecuencias

por el 12/12/11

Todos ansiamos tener un cuerpo perfecto, las revistas de moda y la televisión nos muestran el súmmum de la perfección: vientres planos, brazos y piernas musculadas, pechos perfectos y pómulos de ensueño. Para quien no le guste una parte de su cuerpo o que desee tener un cuerpo acorde a los cánones de belleza puede recurrir a la cirugía estética. Ésta convierte en perfecto todo aquello que toca: operar pechos, narices, pómulos u orejas está a la orden del día. Aunque tradicionalmente han sido las mujeres las más adeptas a este tipo de cirugía, en la actualidad, los hombres se han convertido en pacientes potenciales de liposucciones y rinoplastias principalmente. Algunas operaciones de cirugía estética están cubiertas por la Seguridad Social en nuestro país, pero sólo si suponen algún riesgo de salud para el paciente, como operar pechos por exceso, por ejemplo, o realizar una rinoplastia por problemas respiratorios.

Cirugía plástica en el mundo

España se ha convertido en el país en el que se realizan más operaciones de estética de Europa, con más de trescientas mil intervenciones anuales. Estados Unidos se sitúa en el primer lugar de este listado, seguido de China y Brasil. En estos 25 países se realizan más de ocho millones de operaciones de cirugía plástica. En cuanto a intervenciones, la más realizada es la mamoplastia, es decir, operar pechos por exceso o defecto. En España se colocan más de cincuenta mil implantes mamarios. Le siguen las liposucciones, la blefaroplastia, que es la cirugía del párpado inferior o superior; la rinoplastia, operación de nariz; y la abdominoplastia, intervención en el abdomen. Otras operaciones son la inyección de bótox y ácido hialurónico y la inyección de grasa autóloga, esto es colocar grasa del mismo paciente en otro lugar del cuerpo.

Elegir responsablemente

A la hora de realizarse una cirugía plástica pagando, los pacientes tienden a buscar y comparar precios, dejándose llevar muchas veces por ofertas y descuentos que pueden resultar muy peligrosos, ya que el fraude en la cirugía estética es muy alto, por tanto, el paciente debe asesorarse y elegir responsablemente, sopesando todas las consecuencias.

Imagen de Manuel Tennert – FotoliaSimilar Posts: